Ruta del vino de La Mancha. Una escapada esencial desde Madrid

Qué visitar
Vacaciones

El año nuevo siempre viene cargado de propósitos: cuidar más de nuestra salud, dedicar más tiempo a nuestros hobbies favoritos, apuntarnos a ese curso que hemos ido posponiendo, viajar…

Esto último no es difícil cumplirlo con un poco de organización y muchas ganas. No hace falta que sean viajes largos, podemos empezar por viajes cortos, pequeñas escapadas de fin de semana que nos ayuden a reconectar y a evadirnos de la rutina.

Por eso, nuestra propuesta es un viaje por la Ruta del Vino de La Mancha. 3 días por algunos de los pueblos más emblemáticos de la comarca: Alcázar de San Juan, El Toboso, Tomelloso, Campo de Criptana… donde podemos disfrutar de actividades tan variadas como pasear en 4 x 4, admirar la belleza del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera o visitar una bodega con su correspondiente degustación de vino.

¡Comencemos!

 

Dormir entre gigantes y vivir el enoturismo

«Duerme entre gigantes. Pack Experiencia Enoturismo» es la propuesta de la Casa Rural Vamos Allá para conocer Campo de Criptana, su mágica Sierra de los Molinos y dormir en una de las encantadoras casas del Barrio del Albaicín de la localidad. Lugar con luz y carácter, sabor manchego y color mediterráneo.

El pack incluye una visita a las Bodegas Castiblanque o a la Bodega Campos de Dulcinea, donde aprender a catar los vinos de la tierra y conocer sus viñedos.

 

Bodegas, tinajas y un templo para foodies

Restaurante Azafrán en Villarrobledo es un templo para foodies y amantes del cuchareo de siempre, con un toque moderno y sofisticado. El plan perfecto para este invierno junto a la visita de Bodegas César Velasco, donde elaboran vino que descansa en tinajas hechas por artesanos locales; artistas que mantienen vivo un arte ancestral que lleva 4 siglos dando protagonismo a Villarrobledo. Aquí se hacen las tinajas de barro más grandes del mundo, de ahí que visitar las Bodegas César Velasco y disfrutar de una cata comentada de 4 de sus vinos, vaya de la mano de una visita al Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera.

No se entiende la magia de uno sin el otro.

 

Arte, tradición y vino

Visitar Tomelloso, elegido recientemente Mejor Municipio Enoturístico 2022, es, sin duda, un regalo para los cinco sentidos. La experiencia que propone Virgen de las Viñas, Bodega y Almazara es única. «Arte, tradición y vino» te lleva por las décadas de trabajo en las viñas directo al Lagar, el corazón de la bodega, que hoy presume de ser un Museo Etnológico, que comparte finca con el Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena, un espacio en el que se han colgado obras de artistas como Brinkmann o Salvador Dalí.

Maridaje de aves y vino

Si eres de los que necesita combinar lo mejor del enoturismo con una inmersión directa en la naturaleza, entonces tu experiencia es «Entre Zepa y Cepa, aves y vinos», un plan con el que Saber Sabor te sumerge en una de las lagunas con Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) perteneciente a los Humedales de La Mancha. Un verdadero oasis en mitad de la llanura manchega donde observar de cerca la fauna que habita este mágico lugar.

La experiencia se completa con un recorrido por algunas de las 2.200 cuevas-bodega excavadas bajo los pies de Tomelloso para almacenar el vino en tinajas de barro; un apasionante patrimonio vitivinícola que se extiende por un mundo subterráneo único por descubrir y que atesora la grandeza de la cultura del vino en La Mancha.

 

Regresar al Siglo de Oro

Entre esos escenarios que atraen la atención cada año de amantes de figura del ingenioso hidalgo está la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana y la Cueva Medrano, en Argamasilla de Alba (lugar en el que Cervantes estuvo preso y donde se inspiró para comenzar a escribir las primeras líneas de El Quijote) y El Toboso, origen de la amada Dulcinea.

Aquí se encuentra la Casa de La Torre, un edificio del S. XVI convertido en museo y hospedería que supone un verdadero templo en el que pasar la noche; el refugio perfecto en el que disfrutar de todas las comodidades al tiempo que imaginas estar viviendo en el Siglo de Oro.

Desde el calor de sus estancias, se puede planear una visita a la bodega Campos de Dulcinea o reservar alguno de los planes que Don Quixote Tours organiza por toda la Ruta del Vino de La Mancha: visitas guiadas por alguna de las nueve paradas de la ruta, un pícnic entre viñedos, ecoturismo o rutas en bici por senderos naturales que atraviesan campos de cereales.

 

Busca los mejores planes en Madrid